“No saben gobernar”

Convencido que este es un país de estúpidos, borregos desmemoriados, Leonel Fernández, con una irresponsabilidad impropia para alguien que gobernó por más de 12 años, 20 en total, incluyendo los 8 de Danilo Medina, del cual fue compromisario tras invertir 40 mil millones de pesos del presupuesto nacional, 90 millones de raciones de alimentos, también del presupuesto nacional, más el petróleo de Venezuela que le suministró Hugo Chávez, que también debió pagar con dinero del presupuesto nacional.

Ha dicho -cual de feria- que las actuales autoridades “no saben gobernar”, culpándolas de la inflación que en estos momentos sacude a prácticamente todo el mundo fruto de la guerra entre Rusia, Estados Unidos, Ucrania y la Unión Europea.
En Estados Unidos, gran productor de petróleo, la gasolina alcanzó un precio récord de 5 dólares el galón, el mayor de los últimos 40 años. No hay en esa poderosa nación un producto que no haya subido de precio de manera alarmante. Lo mismo sucede en toda Europa. En España la inflación supera el 9%, en Alemania el 8%, en el Reino Unido el 9%. Y así sucesivamente… La inflación -amigos- es mundial. Significa, de acuerdo con la apreciación de Leonel, que nadie en el planeta sabe gobernar.

Organismos Internacionales como Naciones Unidas prevén una hambruna en todo el mundo como consecuencia de la guerra que ha disparado los precios de las materias primas, el transporte, los combustibles, etc. Y dice el “intelectual” de Leonel Fernández que se debe a la incapacidad de Luís Abinader. ¡Barbarazo!

De acuerdo a los informes “la inflación regional, que sigue la tendencia mundial, pasará de 6.6% en el 2021, a 8.1% en el 2022. La pobreza aumentaría de 29.8% 33.7% en 2022 y la pobreza extrema se incrementaría de 10.4% en 2018 a 14.9 este año”. Se prevé que la inflación más alta de América Latina y del mundo será la de Venezuela con un 500%, aunque parece será menor por la recuperación económica milagrosa.

La inflación acumulada de la República Dominicana no ha sido de las más altas de América Latina y el Caribe, por el contrario, es de las más bajas debido a las medidas preventivas que ha adoptado el gobierno de Luís Abinader subsidiando los precios de los combustibles y la canasta básica familiar a través de planes sociales muy concretos.

Gracias a esas medidas el suministro de alimentos está garantizado. No hay desabastecimiento de alimentos. La economía se ha recuperado, 12.5% el año pasado, uno de los mayores en todo el mundo. Para este año el Banco Mundial pronostica un crecimiento de 5.3%, el mayor de la región. Se recuperaron los empleos, el turismo salió de su letargo, las empresas de zonas francas por igual.

Por Juan TH

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

+ 70 = 73