Golpe de calor- A propósito de Semana Santa y las altas Temperaturas

Por Dra. Lina Vásquez- Pediatra nutrióloga clínica/@dralinavasquezbadia

El aumento de la temperatura por el esfuerzo ocurre alrededor del mundo y puede ser debido a la actividad física, tanto recreativa como de competencia.  Empeora cuando se realiza en medio ambiente con alta temperatura y elevada humedad.  Sin embargo, cuando es un deporte de competencia o ejercicio intenso y prolongado puede aumentarse la temperatura central en condiciones ambientales moderadas.  Los niños son muy lábiles a las altas temperaturas y al sol.

Cuando la persona no está acostumbrada a hacer ejercicio y hace un esfuerzo intenso o cuando está adaptado a una temperatura baja o moderada y hace ejercicio en un medio ambiente caluroso, se expone a tener un agotamiento por calorfatiga por esfuerzo o heat illness que además está relacionada a una hidratación inadecuada. 

Los signos de agotamiento por calor son:  temperatura rectal menor de 40 grados celsius, dolor de cabeza, mareos, náuseas, vómitos, debilidad, calambres musculares y piel de gallina.  En estos casos se procede a quitar el exceso de ropa, acostar la persona boca arriba y con las piernas elevadas.  Si el estado mental no se encuentra alterado se recupera con la administración de soluciones deportivas.

Ver más aquí: Siete recomendaciones para disfrutar durante la Semana Santa

En la actividad física recreativa y deportiva debe reconocerse que ni la adecuada ingesta de líquidos ni el descanso, van a permitir a esta persona volver a ejercitarse el mismo día. Para la prevención se necesita ir aclimatándose poco a poco, mantener una buena hidratación.  Los baños con manguera, las toallas de agua fría en cuello y todo el cuerpo son buenísimos para enfriar.  Cuando se asocia la falta de climatización con personas poco entrenadas, ejercicio de más de una hora,  ambientes de altas temperaturas, índice de masa corporal elevado o una inadecuada ingesta de calorías y electrolitos, todo se complica pudiendo ocurrir un golpe de calor o heat stroke, una verdadera emergencia que requiere un enfriamiento rápido.

Dra. Lina Vásquez.

Esto sucede cuando la temperatura central o rectal sube por encima de 40 grados centígrados y ocurren cambios en el comportamiento como son desorientación, convulsión, mirada blanca, conducta inapropiada o irracional, delirio, piel caliente y húmeda o seca, vómito, puede haber aumento de la respiración, orina y evacuación espontánea. En esta entidad están implicados varios órganos como el cerebro, corazón y riñones.

La ingesta de bebidas naturales frías o con hielo, sin alcohol, es vital para ayudar a bajar la temperatura corporal en ambiente caluroso y si es durante el deporte la bebida debe contener electrolitos del tipo sodio y potasio, además de azúcares.  Esto es hidratación antes, cada 20 minutos y reponer las pérdidas que hubo durante el ejercicio. Usar protector solar, sombrillas y poca ropa de tela fresca ayuda evitar estos eventos.  Esta columna es la sección educativa de la Sociedad Dominicana de Nutrición Clínica y Metabolismo. Escribe tus preguntas a: sodonuclim@gmail.com / @sodonuclim

Deja una respuesta

Your email address will not be published.