España registra 23 casos sospechosos de viruela del mono

Nueva alerta sanitaria en España y en Europa. El Ministerio de Sanidad ha pedido a las comunidades autónomas que estén atentas a posibles brotes de viruela del mono tras encontrar 23 casos sospechosos en Madrid, todos ellos hombres que han mantenido relaciones homosexuales. El Centro Nacional de Microbiología (CNM) está analizando muestras para confirmar que se trata de esta enfermedad, de la que se han registrado casos en varios países en los últimos días.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha señalado este miércoles que ‘no es probable que la viruela del mono vaya a generar una trasmisión importante, pero no se puede descartar’. Aun así, ha insistido en que están trabajando con todas las hipótesis posibles.

La voz de alarma la dio Reino Unido hace dos días, cuando informó de dos brotes con siete personas afectadas. El primer brote corresponde a un hombre que viajó a Nigeria y que al volver, contagió a dos miembros de su familia.

El segundo, sin relación con el anterior y con origen todavía desconocido, es el de un hombre contagiado que a su vez infectó a otros tres hombres con los que tuvo contacto estrecho. Mientras, Portugal ha confirmado tres casos mediante PCR en Lisboa, tiene otros dos sospechosos y quince bajo investigación.

‘Creemos que puede haber transmisión comunitaria de esta enfermedad e instamos especialmente a los hombres homosexuales y bisexuales a que estén atentos a cualquier erupción o lesión inusual y a que se pongan en contacto con un servicio de salud sexual sin demora’, explica Susan Hopkins, asesora de la Agencia de Seguridad Sanitaria de Reino Unido (UKHSA por sus siglas en inglés). En cualquier caso, la agencia recuerda que «el virus no se propaga fácilmente entre las personas y el riesgo para la población del Reino Unido es bajo».

La viruela del mono es una infección vírica zoonotica (de origen animal) con características similares a la varicela y la sífilis secundaria, poco frecuente y que se asocia habitualmente a viajeros que han visitado África Occidental. Suele provocar una enfermedad leve que se transmite por contacto muy estrecho con alguien que la sufra. La mayoría de los pacientes se recuperan en pocas semanas, aunque un 5% de los casos se pueden complicar y derivar en neumonías o hepatitis, e incluso causar la muerte.

Los síntomas iniciales de la viruela del mono son similares a los de la viruela común, aunque algo más leves. Incluyen fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, dolor de espalda, ganglios linfáticos inflamados, escalofríos y agotamiento. Puede aparecer una erupción, que suele empezar en la cara y luego se extiende a otras partes del cuerpo, incluidos los genitales. La erupción cambia y pasa por diferentes etapas antes de formar finalmente una costra que más tarde se cae.

Aunque se denomina viruela del mono, es probable que el origen de los contagios se halle en roedores que infectan a simios o a humanos a través de sus excrementos o por mordiscos. Vicente Soriano, médico especialista en Enfermedades Infecciosas y profesor de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UNIR, explica se extiende en lugares con poca higiene, «aunque no es excesivamente transmisible y debe haber un contacto muy estrecho»

Otra de las causas de la propagación de la viruela del simio tiene que ver, paradójicamente, con la erradicación de la viruela humana, la única enfermedad eliminada gracias a la vacunación. ‘Es muy probable que las personas que tienen ahora menos de 40 años no hayan recibido la vacuna contra la viruela, que es bastante efectiva contra la viruela del mono, y eso hace que estén menos protegidos ante esta enfermedad’, corrobora Soriano.

Por su parte, el catedrático de Microbiología de la Universidad de Salamanca Raúl Rivas González explica que la enfermedad fue descubierta en 1958, cuando se detectaron dos brotes en colonias de monos mantenidos para labores de investigación, aunque el primer caso humano de viruela del simio fue notificado en agosto de 1970 en Bokenda, una aldea remota en la provincia ecuatorial de la República Democrática del Congo.Siguenos en Youtube:

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

68 + = 69