El economista Rodrigo Chaves será el nuevo presidente de Costa Rica tras las elecciones de este domingo y después de que su rival, José María Figueres, concediera la derrota.

Con más del 95% de las mesas escrutadas, el político del Partido Progreso Social Democrático (PSD) está al frente con un 52,9%, mientras que su contricante del Partido Liberación Nacional (PLN) tiene un 47,1%.

En su primer mensaje, el mandatario electo impulsó la unión y pidió el apoyo de la oposición.

«Envío un mensaje a José Maria (Figueres) y a todas las personas que votaron por él. Lo felicito por su hidalguía y le pido a don José y a su partido que trabajemos juntos», dijo. «Les pido que nos unamos todos bajo el azul, blanco y rojo de nuestro símbolo patrio, de la bandera», agregó.

Chaves, además, habló directamente a los miles de costarricenses que no votaron este domingo en una segunda vuelta electoral marcada por la abstención.

De acuerdo a los datos del Tribunal Electoral, este domingo hubo una abstención del 42,85%, superior incluso a la de la primera vuelta, que ya había sido entonces un récord. Estaban convocados a las urnas 3,5 millones de costarricenses.

Chaves dijo que la tomará como una «advertencia» que lo impulsará a trabajar por «nuevos consensos» para «devolverles la confianza».

Por su parte, Figueres concedió más temprano en la noche la victoria a su contrincante.

«Felicito a Rodrigo Chaves y le deseo lo mejor», sostuvo. «Costa Rica ha votado y el pueblo ha hablado. Nosotros, como demócratas que somos, siempre seremos respetuosos de esa decisión», agregó Figueres, quien fue presidente en 1994.

El ingeniero industrial dijo ante un grupo de seguidores que su país vive en un «estado de emergencia». Ante esto, hizo un llamado a la unión e indicó que está disponible para «ayudar a rescatar Costa Rica».

«Sigo pensando que Costa Rica está en una profunda crisis», opinó. «Ante esa crisis y esa emergencia, es momento de dejar atrás un mensaje de antagonismo, de odio, de división y avanzar entre todas y todos poniendo a un lado las diferencias», comentó.

José María Figueres concedió la victoria temprano en la noche, pero dijo en su discurso que considera que Costa Rica está en una «crisis». Alegó estar dispuesto a ayudar para que la nación salga de la «emergencia».

El país celebró este domingo la segunda vuelta de las elecciones presidenciales después de que en la primera ronda, celebrada en febrero, ningún candidato obtuviera el 40% de los votos necesarios para el cargo.

Los comicios se dieron en un momento en el que el país centroamericano vive una erosión en su economía de bienestar.

De acuerdo con una encuesta de la Universidad de Costa Rica, el desempleo y la economía eran las mayores preocupaciones de los costarricenses (29,1% y 17,8%), muy por encima de la corrupción (10,6%), que salpicó a Carlos Alvarado, el presidente que sale del poder, y que redujo a mínimos su popularidad.

Ante esos problemas, los costarricenses dieron su confianza a Chaves, pero ¿quién es el nuevo presidente del país los próximos cuatro años?

El «outsider»

Chaves, economista de 60 años, dio la sorpresa al llegar a segunda vuelta electoral tras no aparecer entre los dos favoritos de la primera ronda. Sin embargo, este considerado «outsider» o casi desconocido de la política costarricense se convertirá en su próximo presidente.

FUENTE BBC.COM

Deja una respuesta

Your email address will not be published.