La ONU ya certificó la masacre de cientos de civiles por la invasión de Rusia a Ucrania

La Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos dijo hoy que ha podido verificar y documentar que 1.335 civiles han resultado muertos o heridos en la guerra en Ucrania, en un recuento que cubre las víctimas registradas entre las 04.00 (hora local) del 24 de febrero y la medianoche del 7 de marzo.

De ellos, 474 personas han muerto en los ataques, entre ellos 29 niños; y un total de 861 han sido heridas, entre las cuales se encuentran 44 menores.

En todos los casos se trata de personas que han sido identificadas, cuyo lugar de muerte y circunstancias han sido corroboradas.

Del total de víctimas, 545 se encontraban en las regiones de Lugansk y Donetsk: 409 en el área controlada por el Gobierno ucraniano y 136 en las áreas que corresponden a los territorios secesionistas que poco antes de la guerra Rusia reconoció como “repúblicas independientes”.

En el resto de Ucrania, las víctimas se elevan a 790.

La Oficina de Derechos Humanos reiteró que las cifras reales de heridos y muertos son seguramente más altas, especialmente en los territorios controlados por el gobierno.

Precisó que las informaciones le llegan con dificultades, especialmente de ciudades como Mariúpol, Volnovaja e Izium, donde los combates arrecian y se habla de cientos de víctimas.

Masacre en Sumy

Dentro de los ataques certificados por la ONU no está el último bombardeo de fuerzas de Putin sobre una zona residencial, que se produjo en Sumy, lugar donde perdieron la vida al menos otras 21 personas, según el balance provisorio que aportó el gobierno de Kiev.

“Se han encontrado los cuerpos de 21 personas, dos de ellas niños”, en el lugar del ataque, indicó la fiscalía regional en Facebook. En el anterior balance oficial se había confirmado la muerte de nueve personas.

Varias casas han sido destruidas por bombardeos rusos en la madrugada en el centro de la ciudad. “Ha sido completamente borrado de la faz de la tierra. Estas son casas particulares. Lamentablemente, hay víctimas. Entre ellos hay niños”, ha dicho el jefe de la administración estatal regional de Sumy, Dimitro Zhivitskii.

El funcionario ha informado a través de su perfil oficial de Facebook que también habría habido bombardeos en zonas residenciales en Bititsia y Ojtirka. El Servicio Estatal de Emergencia de Ucrania, así como diferentes médicos, estarían evaluando la situación y trabajando en el terreno para apagar los incendios y socorrer a los heridos.

Poco antes, entre las diez y las once horas (hora local) las alarmas para avisar a la población de un posible ataque aéreo saltaban en Sumy y Krivói Rog, según informaba la televisión ucraniana Canal 24.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

53 + = 60